Tag Archives: dietas

La mejor dieta del mundo

La mejor dieta del mundo

por JAIME MERINO
Director del departamento de medicina clínica de la Universidad Miguel Hernández y jefe de servicio del hospital de San Juan.

Felicidades si no se dejó arrastrar por la publicidad y se hizo adicto a la comida rápida/basura. Vive en un país que tiene una dieta que puede calificarse de las mejores del mundo y usted puede disfrutarla. Esto no lo digo yo, lo dicen los expertos en nutrición, internistas, cardiólogos, neurólogos, oncólogos, tanto españoles como del resto del mundo.

Los que vivimos en países ricos, y España lo es, morimos de las enfermedades de las arterias (infarto de miocardio, accidentes vasculares cerebrales) o de cáncer. Estas enfermedades, junto con el envejecimiento parecen relacionarse con las oxidaciones en el organismo y éstas a su vez con la dieta. Lo explicaré mejor.

Para estar vivos, el organismo necesita energía. Se necesita para crecer, moverse, relacionarse, etc. La tomamos de los alimentos. Un cocido, una paella o una manzana para nuestro organismo, nos guste más o menos, no es nada más que una mezcla de grasas, hidratos de carbono (féculas-granos) y proteínas en mayor o menor cantidad. Como necesitamos energía precisamos tomar esos alimentos. Lo obtenemos quemándoles con el oxígeno que nos llega del, aire al respirar. Así podemos vivir.

Pero esas reacciones además de generar energía producen sustancias agresivas con nuestro medio interno: son los llamados radicales libres. Éstas son moléculas inestables que pueden dañar muchas de nuestras estructuras, sobre todo la envoltura grasa de las células del cuerpo, o sus ácidos nucleicos, que forman la clave del código genético.

Nuestro organismo posee sustancias que se oponen a ellos y quizá gracias por eso podemos vivir en torno a cien años. Pero si la producción de radicales libre es excesiva o las sustancias que los limitan son insuficientes, pueden surgir algunas de las enfermedades de las hablamos: cáncer, vasculares, y se favorece el envejecimiento.

Sabemos que nuestra dieta, la llamada mediterránea, nació en Siria y Mesopotamia. Tiene una serie de alimentos básicos que son semejantes en unos treinta países ribereños del Mediterráneo. Los científicos han demostrado que los que la siguen viven más; tienen menos enfermedades de las arterias: infartos de miocardio, accidentes vasculares cerebrales, trastorno de riego en las extremidades inferiores, sufren menos tumores malignos, especialmente el cáncer de colon o de mama Y además es favorable para la hipertensión arterial, la diabetes, la obesidad y la demencia.

Se debe a que es muy rica en sustancias antioxidantes, contiene aceite de oliva, que es una grasa cardiosaludable, en ella abunda la fibra, contiene azúcares complejos, que se absorben de forma lenta, y carece de sustancias tóxicas: es pobre en grasas saturadas, no contiene ácidos grasos trans y no aporta ahumados.

Principales características

La dieta se ha representado como un triángulo, en cuya parte baja, la ancha, se anotan los alimentos que se comían diariamente, los más frecuentes, y en el vértice, los que se tomaban de forma excepcional. En la base estarían las frutas, las verduras, las ensaladas, y también las harinas, en forma de pan, de pasta, de arroz, etc. y las legumbres. Por encima, la grasa, que se tomaba con frecuencia, pero en forma de aceite de oliva. Al ingerirse hace que en el organismo disminuya el colesterol malo y lo que ninguna otra grasa; incrementa el colesterol bueno.

Además aporta sustancias antioxidantes que evitan que las proteínas que llevan las grasas se oxiden, y mejora la función de las arterias (favorece que se dilaten ante determinados estímulos, lo que es muy bueno si las forzamos con el ejercicio). También hace que la sangre sea menos coagulable, es decir, que tenga menos tendencia a formar coágulos.

Distribución de alimentos

Mas altos se colocan otros alimentos que se comían con menos frecuencia: leche y derivados, tradicionalmente en forma de quesos y yogures; por encima los pescados y la volatería (pollo). Arriba, las carnes rojas, que se consumían poco, y por encima, la bollería o pastelería, que eran inhabitúales (limitada a festejos), y nunca industriales.

Esta dieta incluía frutos secos, que aunque aportan muchas calorías son cardiosaludables, y un consumo moderado de vino, siempre con la comida (menos de 30 gr/d para el hombre y 20 para la mujer).

A la dieta debía añadirse una sociología particular: eran países no industrializados cuyos habitantes hacían bastante actividad física, vivían en sociedades no competitivas, sin estrés y en muchos casos hacían reposo postprandial, la siesta.

He escrito el artículo en pasado porque nuestros hábitos dietéticos han cambiado. Hay más ciudadanos que hacen comida rápida-basura y la propia cocina tradicional ha modificado sus componentes: Cada vez se toman más lácteos, aunque la moda que sean desnatados; se ha disminuido el consumo de aceite de oliva a favor de otros aceites que son más baratos; se toman alimentos precocinados; se ha incrementado el consumo de carnes rojas, mucha bollería o pastelería industrial y especialidades definidas como delicatessen: patés, etc

Hoy conocemos las ventajas de nuestra dieta, podemos cuantificar sus beneficios y sabemos de forma científica cómo lo consigue. Es más, hemos sido capaces de exportala a países como Estados Unidos. Allí, el consumo de aceite de oliva crece y ellos modifican sus hábitos dietéticos: toman más ensaladas y sus hamburguesas tienen menos grasa saturada.

Ésa es la gran paradoja, a pesar de ello, cada vez la hacemos menos e incluye los alimentos propios de la zona, que eran los más económicos. ¡Los españoles somos tan originales!

Como Adelgazar comiendo

Las investigaciones hechas por Michelle Maria, Asesora Personal en Nutrición y Bienestar, además de Profesora de Re-educación Alimenticias y Técnicas Culinarias, sobre la posibilidad de adelgazar comiendo de todo, ya que existen alimentos que tienen el poder de quemar grasas.

¿Es posible adelgazar comiendo de todo?. Según las investigaciones hechas por Michelle Maria, Asesora Personal en Nutrición y Bienestar, además de Profesora de Re-educación Alimenticias y Técnicas Culinarias, si se puede, ya que existen alimentos que tienen el poder de quemar grasas; -¿cómo es esto?-se estarán preguntando; la respuesta es la siguiente.

La nueva ciencia de la pérdida de peso, conocida por unos pocos privilegiados como las estrellas de Hollywood, se basa en cómo interactúan los alimentos y nutrientes con nuestro cuerpo para enviar mensajes de salud o enfermedad, de subida o bajada de peso. No se trata de encontrar la dieta correcta, sino de comer correctamente.

La teoría de las calorías no tiene fundamento. El cuerpo humano está diseñado para mantener el peso a toda costa. Por lo que si se quiere aprender a comer para adelgazar no hay que contar calorías ni pesar los alimentos.

Los alimentos contienen

1.-proteínas, proteína vegetal y proteína animal. Las proteínas se encuentran en las carnes, frutos secos, huevos, quesos, legumbres, tofu etc.;

2.-carbohidratos que se convierten en azúcar en la sangre.

No todos los carbohidratos son iguales. Se pueden separar según su índice glucémico o la capacidad que tienen de subir el nivel de azúcar en sangre,

a) 0-35 es un índice glucémico bajo. (produce nada o muy poco azúcar),

b) 35-50 es índice glucémico medio

c) +50 es índice glucémico alto, los hidratos de carbono se encuentra en los cereales, las hortalizas, pasta, arroz etc.;

3.-grasas o lípidos

a) mono insaturadas (aceite de oliva),

b) polinsaturadas (aceite de girasol),

c) saturada (manteca de cerdo). Los lípidos se encuentran en los aceites, la mantequilla, la nata, el tocino etc. La clave para perder peso es comer carbohidratos con un índice glucémico menor a 35. Para mantener el peso comer carbohidratos con un índice glucémico menor a 50. Si comes carbohidratos con un índice glucémico mayor de 50 engordarás. No solo tienes que mirar el índice glucémico de un alimento, sino de la comida en total.

Por ejemplo si comes lentejas (30 ) con patatas hervidas (70), sacando la media, el índice glucémico total de la comida seria de 50. Mantendrás tu peso. Si comes lentejas con verduras tales como apio, pimientos, tomates (todos de índice 30) etc. El indice glúcemico es de 30. Perderás peso.

Los ‘quema grasas’ son alimentos que queman más calorías al ser digeridos, que las propias que contienen dicho alimento. Por ejemplo 100 gramos de brócoli contiene 25 calorías, pero se necesitan 80 calorías para digerirlo, resultando en una pérdida neta de 55 calorías de su grasa corporal. ¡Más comes, más peso pierdes! Es decir, todos los alimentos contienen calorías, algunos facilitan la quema de calorías en el organismo y otros estimulan la acumulación de grasas. Los primeros son los conocidos en el mundo norteamericano como “fat-burners”, estos alimentos ayudan al cuerpo a activar el proceso de quema de grasas.

No sería una dieta equilibrada si solo comieras carbohidratos con un índice glucemico menor a 35. Hay que comer proteínas y grasas también, por lo que es necesario saber combinar los alimentos, y es ahí donde Michelle Maria nos entrega una guía ,a través de 350 deliciosas recetas que nos ayudarán a quemar nuestras grasas del cuerpo y a activar nuestro metabolismo. Para más información http://dietacomidasadelgazantes.blogspot.com/
Soy una mujer chilena de 56 años, estudié para ser profesora de Inglés, y ahora me he dedicado a estudiar lo que ofrece Internet para mejorar la calidad de vida.

NOTA: Este escrito es compartido con Usted por el Dr. Roberto A. Bonomi, pero el hecho de que se lo hagamos conocer no implica que el Dr. Bonomi comparta estas ideas ni de que crea que producirán resultados

Si usted está buscándo una forma FACIL y RAPIDA para adelgazar
haga c lic AQUI para adquirir el CD del Dr. Bonomi

Ud. encontrará todo lo que desee saber acerca de la autoayuda, el control del stress, adelgazar, dejar de fumar, control mental, relajacion, motivation y meditación con mensajes subliminales en el sitio web del Dr. Bonomi: http://www.drbonomi.com
Este articulo puede ser reproducido mientras no se le realicen modificaciónes y se incluya esta fuente de referencia completa.